viernes, 29 de noviembre de 2013

Entrevista para la SER

Podéis ver la original aquí. Os la recomiendo leer porque es muy sincera, con esa honestidad que forma parte de su luz.

Cristina Pedroche: "Seguramente, no hubiera llegado hasta aquí sin mi físico"

Entrevista a uno de los rostros televisivos y radiofónicos más populares entre los jóvenes

DAVID REDONDO   28-11-2013 - 05:02 CET
Fernando Fernán-Gómez dijo que "el pecado que más puede definir al común de los españoles es el del desprecio". El desprecio, no la envidia. Decía que el español no quiere ser o tener lo que tienen o son otros. Peor, desprecia sus logros. Le resta valía.
De ahí el elegir esta afirmación de la charla mantenida con Cristina Pedroche justo el día que la revista FHM publicaba una sugerente portada en la que ella sólo llevaba un tanga. Porque esta afirmación de Cristina no habrá hecho sino ratificar el desprecio que algunos puedan proferir por lo queesta madrileña de 25 años ha logrado en su carrera profesional; primero en televisión en los programas 'Sé lo que hicisteis' y 'Otra movida' y ahora como colaboradora de Los 40 Principales.
Para el resto, para quienes esta afirmación de Cristina no suscite más que curiosidad por conocer un poco mejor a esta chica que supera el millón de seguidores en Twitter, deben saber que esa frase es la clave de su éxito.
¿El físico? No. Su inteligencia; la que implica conocer el peso real d todo cuanto te rodea.Cristina Pedroche es una chica lista que se mueve en un mundo de máscaras... y lo sabe. Conoce bien el terreno que pisa. Se da cuenta de las verdaderas intenciones de quienes se le acercan, habla de la fama con cierto desencanto y en estos años ha aprendido que los mejores y los peores momentos hay que vivirlos siempre con tu gente. Tu gente de verdad.
Podrán decir que está ahí por su físico. Podrán envidiarla. Podrán despreciarla. Podrán quererla; admirarla. De lo que no deberían dudar es de que, tras ese personaje que se ha ido construyendo, hay una chica lista. Una chica que valora a quienes se mueven sin careta en un mundo de máscaras. Y una chica que cada vez que habla de un proyecto utiliza las palabras "gracias" y "compañeros". Por eso es por lo que Cristina Pedroche está ahí.
¿Qué tal tu nueva etapa radiofónica?
Pues muy bien [sonríe]. Yo elijo los proyectos porque me ilusionen y me hagan crecer. El primer día aquí en la radio pasé mucho miedo porque no sabía si lo haría bien. Yo soy una persona muy gestual así que al principio me costaba mucho más, porque en la radio no puedes comunicar con gestos...He ido aprendiendo.
Te sientes cómoda, pues, delante del micro de la radio. ¿Has notado eso que dicen de que la radio arropa?
Sí arropa mucho. Pero yo me siento muy arropada por mis compañeros y por todo el mundo. Quizá yo tengo la ventaja de que a mí la gente ya me conocía, a la vez que me escuchan pueden imaginarme.
Me he sentido muy bien. Pensaba que iba a ser más duro o que no me iba a sentir cómoda por el tema de los cascos... pero muy bien.
De las chicas de 'Sé lo que hicisteis', tú eres la que mejor aguantas el tirón después de la desaparición del programa...
[Ríe] Tenemos etapas distintas. Patricia Conde anda grabando una peli y también quería parar un poco porque quería ser mamá; Berta Collado está en un proyecto de TVE de sketches y Paula Prendes ha salido en 'Águila Roja'... A todas nos va bien.
¿Tenías ganas de darte un respiro, de dejar un poco de salir todos los días en la tele, esa sobreexposición o simplemente te llegó este proyecto y te gustó?
Fue así. Terminó 'Otra movida', hice algunas cosillas y enseguida me llamó Dani Mateo para este proyecto. Quedé con él y con Toni Garrido, me contaron la idea y me encantó.
No echo de menos estar de expuesta todos los días en la tele, ni que me vistan como princesa, con los tacones... En la radio, aunque te vean por la web como en 'Yu: no te pierdas nada', puedes venir más cómoda. No hace falta que vengas con el vestidazo, el escote...
Imagino que cuando Dani Mateo te contaba la idea tú ya pensabas: "Este formato seguro que es Premio Ondas", ¿Lo viste claro?
Nadie ha hecho nada parecido y dije: "quiero estar en algo así". Es algo innovador y se veía claramente que iba a triunfar. Tenemos muchos colaboradores, muy distintos... y es guay.
Cuando un amigo y compañero como Dani Mateo te llama para proponerte un proyecto, ¿te mantiene el secretismo hasta la reunión, te lo desvela todo por teléfono? ¿Cómo va?
Mira, Dani Mateo es la persona más bocachanclas que hay en el mundo [ríe]
Cuando me llamó Dani me terminó contándome casi todo... No sabe guardar un secreto. Dani Mateo es una persona que se ilusiona mucho.
Tú con los proyectos, ¿adoptas una postura más pesimista, más realista?
Me da mucho miedo cada vez que me llaman para un proyecto. Ya sea para algo grande o para una simple publi, me ilusiono muy rápido. Según me lo están contando yo ya estoy pensando en lo que podría hacer.
No me gusta que me den nada que esté muy cerrado, me gusta ponerle mi toque porque si no, no me siento a gusto y siento que no es mío.
En el mundo de la tele y de la radio en el que todo es tan encorsetado, en el que hay 1000 jefes de estos que sólo vienen a ti para darte la bienvenida y luego para decirte qué has hecho mal, ¿se puede dar el toque personal a las cosas?
Sí. Yo he tenido suerte. Además de eso, he sabido elegir el proyecto. Yo no voy a elegir nunca un proyecto que sea sentarme, leer lo que me pongan en el teleprompter y sonreír. No valgo para eso porque estoy incómoda y eso se me nota en la cara. Y si haces tele y no estás a gusto pues...
En 'SLQH' he tenido unos directores y unos guionistas que me entendían muy bien. Incluso, a veces, me pasaban el guion antes y yo iba y cambiaba con ellos cosas. Y en 'Otra movida', con Miki Ferrer de director, me dejaba hacer lo que quería.
Donde es más difícil que se pise el guion es en una serie... Tú ya has grabado -y están pendientes de emisión- dos capítulos de la próxima temporada de 'Águila roja' y uno en 'La que se avecina'. ¿Alguno de los dos personajes muere? ¿Puedes volver a estar series?
No mueren. Es importante que mis personajes no mueran [risas], eso es lo que miré cuando me pasaron el guion.
¿Cómo fue la experiencia de interpretar como actriz en una serie?
Fue muy buena. Tuve unos compañeros que me arroparon muchísimo. En 'La que se avecina' iba más tranquila porque es un registro, el del humor, que controlo más y ya conocía a varios actores.
En 'Águila roja' mi miedo era bastante mayor. No sabía cómo me iba a encontrar, medio disfrazada, con esos trajes de época, ese pelo hacia atrás, esas extensiones... Además, la réplica eran compañeros como Miriam Gallego o Francis Lorenzo que son, para mí, dos de los mejores actores de España. Me imponía mucho.
Ellos fueron unos amores, me ayudaron desde que llegué.
¿Te vas a poner a hacer algún curso de interpretación? ¿Vas a potenciar tu carrera en este sentido?
Soy muy natural y me gusta coger a mi personaje y buscar un punto en común conmigo para conseguir mayor naturalidad.
Yo hice un curso de interpretación y me sentí encorsetada, como si a un gato lo bañas: no está cómodo. Con tanta metodología de los cursos, al final, antes de una secuencia terminas pensando en cómo tienes que respirar, cómo tienes que hablar... y se te olvida el texto y no sientes tu personaje.
Lo importante en un actor es que lo que haga te lo termines creyendo. Cuando el actor siente al personaje, lo logra.
Tu llevas muy a gala lo de ser del madrileño barrio de Vallecas. Tu entorno de allí, tus amigas... cuando te ven en hoteles y eventos propios de otro tipo de gente, de otras clases sociales, ¿qué te dicen?
Les hace gracia. Es como con la portada de esta semana de FHM, me dicen: "vaya culo, cualquiera se va contigo a la playa ahora..." [risas]. Es una tontería.
Lo que me gusta de mi entorno es que no le dan a esto importancia. Yo ceno con mis amigas y mis amigos de toda la vida y puedo estar dos horas y nadie me pregunta por ningún proyecto, si estoy en la radio... Eso les da igual. Cada uno tenemos nuestra profesión y, a lo mejor, nos tiramos dos horas hablando de que mi amiga Irene se va a presentar al MIR. Y hablamos de eso porque es más importante que lo mío.
Muchas veces, los que estamos en este mundo nos creemos que lo nuestro es lo más importante. Y no lo es...
... es que favorece el ego demasiado...
Muchísimo. Cuándo te das cuenta dices ¿pero qué tontería es esta?
Cuando te miras a un espejo, ¿te das un consejo de vez en cuando?
Muchos, me doy muchos consejos. Y, sobre todo, escucho a la gente que de verdad me quiere.
Cuando empecé en 'SLQH', Patricia Conde me dijo: "vas a escuchar muchas críticas. La mayoría serán buenas. También habrá malas. Tienes que ser lo suficientemente madura para que no te afecten las malas porque no eres tan mala. Pero tampoco te creas que eres tan buena. Escucha a tu madre. Escucha a tu amiga de toda la vida que esa es la que de verdad te conoce y la que sabe lo que te va bien o mal".
Ahora hay mucha gente que quiere ser mi "amiga", pero no son amigos. Son amigos efímeros.
¿Tú ya has desarrollado algún sentido por el cual sabes qué quiere cada cuál que se te acerca?
Por supuesto. Reconozco que tengo muchísimos amigos del medio. Desde Patricia Conde a Dani Mateo. Pero porque han sido compañeros que se han convertido en amigos.
Pero mis amigos, amigos de verdad, son los de mi barrio y los de toda la vida. Si yo estoy mal porque me ha pasado algo familiar -pone el ejemplo de que han echado a su padre del trabajo-, yo a quien se lo cuento es a mis amigos de verdad. A esos amigos que me entienden y que ven a la Cristina Pedroche de verdad.
Que sí, que Patricia Conde me quiere y me adora, como yo a ella... Pero ¿para qué le voy a contar yo que han echado a mi padre? Ya tendrá ella otras cosas en la cabeza... La vida dura dos días, hay que disfrutarla y vive con lo que te den las personas.
Yo sé que a un evento es mejor ir con gente del medio porque sé que no se van a aburrir. Muchas veces me he llevado a mi prima Marta -que es como mi hermana- y se aburre.
Es que este mundo, una vez que lo conoces, es bastante aburrido...
¿Me lo dices o me lo cuentas? Bastante aburrido
Y ya que has hablado sobre lo que te aportan las personas... ¿qué característica te gusta que tenga una persona de las que te rodea?
Necesito que me entiendan. Soy una persona muy pasional, mucho. Todo lo vivo al extremo. Lo bueno y lo malo. Por eso necesito una persona que me conozca, que sepa que estoy mal.
Si estoy mal, no lo voy a poner en Twitter. La fama es muy solitaria, mucho.
Me nombran la mujer más deseada de la galaxia... ¡fíjate! Seguramente no sea ni la más deseada de Vallecas... Y encima soy la más sola. No se me acercan los chicos.
[Me río]
A ti te hace gracia... pero es verdad. Sólo se me acercan los chicos a pedirme fotos. Y si se te acercan o son compañeros o alguien relacionado con el famoseo. Por eso te decía que he desarrollado ya ese sexto sentido...
¿Tú crees que habrías llegado hasta donde has llegado -laboralmente hablando- sin tu imponente físico?
Seguramente, no. Al 99%, no.
No soy la más guapa, ni la que mejor cuerpo tiene. Simplemente tienes que tener un algo. Cuando hice el casting para 'SLQH' no cogieron a la más guapa, ni a la que mejor lo hacía... Siempre daré las gracias a Globomedia por ver ese algo en mí, por ver que yo era una piedra que pulir y poco a poco, ellos hicieron que yo pareciera un diamante. Pero fueron ellos.
A mí me han ido enseñando y yo creo que soy buena alumna, soy como una esponja que lo absorbe todo.
Además, la belleza es muy subjetiva. A ti te puedo parecer guapa y a otro no. Pero sí, está claro que el físico siempre ayuda.
¿Y crees que tu físico hace que tus capacidades reales se valoren menos? Cuando oyes eso de "esa está ahí por estar buena".
Sí, totalmente de acuerdo. Mucha gente te dice "estás ahí porque tiran más dos tetas que dos carretas", ¿qué tontería es esa? ¿Qué te crees, que no hay millones de chicas que tienen mejores tetas que yo? Muchísimas. Y si no están aquí es porque no han podido llegar, no han tenido esa estrella.
Yo tengo un amigo que siempre me ha dicho "no eres ni la más guapa, ni la más alta, ni la que mejor cuerpo tiene, pero tienes una estrella". Me lo decía antes de llegar yo a 'SLQH'.
Entrevistaba hace unos días a Juan Solo y me decía que el mundo de la tele tiene un lado muy cruel y oscuro. ¿Qué es lo más duro de ser una chica guapa en televisión o cuál es esa parte más cruel de la tele?
La parte más cruel de ser famosa, de que la gente te conozca, es que estás muy sola. La gente que se te acerca no es gente de verdad...
Sí, como con una careta...
Exacto, con una careta que yo digo "si no fuera famosa, ¿me querrías igual?".
Veo que tú sabes por dónde pisas...
Tengo los pies en el suelo y eso igual es porque vengo de un barrio súper humilde, de una familia súper humilde.
Pues mira, para terminar, dejo que concluyas hablando de tu barrio, ¿cómo es?
Mi barrio es de gente humilde, gente trabajadora. Gente que se levanta muy temprano para coger la Renfe, ahí en Entrevías, justo donde vivo yo. Gente luchadora, que no se preocupa por tener un coche mejor o aparentar.
Si tienen que ir a por el pan en chándal, van en chándal sin problema. Eso lo he hecho yo también. La gente que se arregla para aparentar, que lleva esos bolsos de imitación... ¿qué necesidad hay de eso? ¿No es mejor llevar uno del Zara que uno falso que se ve que no es Louis Vuitton, sino Luis Brutón?
No hay necesidad de aparentar lo que no eres. Lo que me gusta de la gente de Vallecas es que nadie quiere aparentar. Somos lo que somos. Habrá gente que le guste y habrá gente que no.
Yo soy de Vallecas y lo seré siempre.
[Muy pronto más cosas]

No hay comentarios:

Publicar un comentario